lactancia, Maternidad

¿Cómo me preparé para la lactancia?

Si algún consejo tendría que dar a alguien que está próxima a ser mamá, seria “prepárate para la lactancia”; Y por varias razones: La primera y más importante porque la leche materna será el mejor alimento que recibirá tu bebé en sus primeros meses de vida ofreciendo múltiples beneficios para su desarrollo saludable. Ahora sabiendo esto, tienes que entender lo que significa e involucra la lactancia a demanda. Yo antes de tener a Rafi, tenía claro que quería darle pecho, sin embargo no me había informado mucho, lo único que sabía era que tenía que tener un sacaleche, y hacia el final de mi embarazo, me entere que había que preparar al pezón para una buena succión del recién nacido. Nadie me había hablado del calostro, de la subida de leche, del dolor, las grietas en los pezones, entre otras cosas.

La LM es una etapa maravillosa, un momento íntimo de apego y unión entre la madre y su bebé. Sin embargo, existen muchos mitos y dudas alrededor de ella. Para que nos vamos a engañar? La lactancia exige bastante sacrificio, inclusive en algunas ocasiones sentí que tiraba la toalla,  pero cuando veía en la farmacia los precios de las latas de la leche de formula se me pasaba. Pero con mucha perseverancia y con apoyo de mi esposo, logramos que esta etapa haya sido hermosa, además de sentir que pude dar lo mejor de mi ser a mi bebé.

 

Me siento afortunada de haber podido darle pecho a Rafi desde su primer día de nacida hasta el día de hoy con 8 meses. Aunque ya no produzco la misma cantidad de leche que un principio,  aun mantenemos ese vínculo íntimo de apego entre las 2. Cuando pensé que no sería más capaz de hacerlo, sentí que como madre estaba fallando, y sumado a las alteraciones hormonales post parto, creemos que el mundo se nos viene encima. Ahora entiendo que esto no debe ser así, que lo más importante es disfrutar a tu bebé y tu maternidad, decidas dar o no dar pecho.

Desde nuestra experiencia, tratare de darte algunos consejos para que tu experiencia sea lo más agradable posible.

Leer e informarse tanto como puedas es mi consejo Nº 1; Si estás a puertas de convertirte en mamá, conversa con otras mamitas que ya hayan pasado por la experiencia. Infórmate o consulta en la clinica donde planeas dar a luz si ofrecen charlas gratuitas sobre amamantamiento. Te recomiendo también visites los sites de Alba Lactancia  Liga Internacional de la leche , encontrarás la mejor asesoría sobre lactancia en la web. Mientras mejor te informes sobre el tema, mejor te irá.

Levadura de Cerveza

Hacia la semana 34 aproximadamente, a pedido de mi marido empecé a tomar levadura de cerveza. Una vez al día, dos o 3 cucharadas en vaso de yogurt, jugo o té.

 

El consumo de levadura de cerveza mientras se está embarazada y durante la lactancia, está totalmente recomendado ya que su ingesta aumenta la producción de leche materna así como aporta numerosas propiedades nutricionales a la misma, con los beneficios que ello conlleva para el bebe.

Formador de pezones o nipper puller

Estas preparan tus pezones planos o invertidos para el momento de la lactancia. Puedes empezar a llevarlos hacia la semana 33-34 de embarazo debajo de tu brasier un par horas al día. Yo usé de 2 tipos: Las amapolas de Medela durante el embarazo y los saca pezones, antes de cada toma para que el bebé pueda enganchar mejor.

Brassier de lactancia

Ya con el embarazo se produce un aumento considerable del tamaño de las mamas.  Y una vez iniciada la lactancia pueden aumentar 1 a 2 tallas mas! Te recomiendo tener entre 3 a 4 brassieres, porque con la leche materna y las fugas de los primeros meses se manchan muchísimo y hay que lavarlos continuamente. Ten en consideración todas las caracterizas (composición, tamaño de copa, tejido, tallas, tirantes, etc).

Discos absorbentes

En mi caso, súper necesarios sobre todo en los primeros meses que vinieron cargados de inundaciones. Si quieres evitar manchar tu ropa, sabanas, te sugiero buscar estos discos. Los más recomendados son los de Avent, pero en el supermercado después encontré otras más económicas como Parents Choice y Simond´s.

Crema antigrietas / Lanonina

Puedo decir por experiencia propia que las grietas del pezón son bastante moletas y a veces hasta quitan las ganas de amamantar. Suelen aparecer por posturas incorrectas del bebé y/o mal enganche. Si presentas estos problemas, sugiero te asesores con tu oficina local de la Liga de Lactancia para que te asistan y apoyen a encontrar las posiciones que más se acomeden a ti a tu bebe.

Las cremas antigrietas que existen en el mercado, son cremas cicatrizantes a base de lanonina promueven la curación húmeda de heridas. Para utilizar la lanolina, coloca una pequeña cantidad en tus manos y aplícala suavemente. No hay necesidad de limpiar o lavar la crema de lanolina antes de alimentar a tu bebé.

Sacaleche

Aunque lo ideal para tener una lactancia exitosa es que sea el bebe quien extraiga él mismo la leche mediante la succión, hay ocasiones en las que el sacaleches te ayudará a mantener la lactancia.  Estas son algunas de las razones por la que se recomienda el uso del sacaleche: Mal enganche del bebe al pezón, grietas en los pezones, cuando la madre produce más leche de la que el niño toma (te evita esas incomodas inflamaciones en el pecho, infecciones, obstrucciones, mastitis), cuando la mama tiene que regresar al trabajo o se ausenta para algunos días y etc.

Descanso + Apoyo

Si bien la lactancia es una etapa donde la alimentación de tu bebé interferirá con tus horarios habituales de sueño, el descanso es necesario ya que el exceso de cansancio puede interferir en el proceso de amamantamiento. Intenta descansar lo más que puedas y trata de dormir una siesta cuando tu bebe haga siesta.

A nosotros nos ayudó el trabajo en turnos con mi esposo, yo daba de lactar en todo el turno de día, me iba a la cama entre las 12 y 1am y mi esposo tomaba los turnos de la madrugada, con ayuda de un biberón. Esta rutina me ayudó a no sentirme como un zombi durante los primeros meses. Eso si, reconozco que el primer mes y el más duro para mi, tuve a Rafi pegada a mi pecho prácticamente las 24 horas del día hasta que establecimos una correcta lactancia.

Es difícil, pero gracias a Dios mi esposo estuvo ausente del trabajo por algunos meses, lo que hizo factible que podamos trabajar por turnos ambos, apoyándonos. Además que en el día el ayudaba con la comida, almuerzos, pero esa es otra historia :p

Esta fue mi experiencia algo dura al comienzo pues tuve que enfrentarme a , grietas, sensibilidad dolor, sin embargo con mucha perseverancia pudimos superar esos baches y lograr que esta etapa la recuerde por el resto de mi vida. No se trata de que la lactancia sea una pesadilla, si crees que ese es el caso entonces si es recomendable buscar otra opción. Ojalá mi historia te inspire y sirva como impulso para optes por dar pecho a tu bebé.

You Might Also Like

Deja un comentario