Lifestyle, Maternidad

Las 10 cosas que extraño de antes de ser mamá

Hay cosas de las que como madres nunca comentamos o por general nadie quiere admitir. No todo en la maternidad es de arcoíris y unicornios, naturalmente los cambios en tu vida y en los de tu pareja son sustanciales, los cambios en tu vida sexual y en el matrimonio se ven afectados por el cansancio, la rutina o la falta de sueño.

Me encanta ser mamá y amo a Rafi con todo mi corazón, pero definitivamente hay cosas que confieso extraño de mi vida anterior, éstas son algunas de ellas:

  1. Largas sesiones de belleza: Si un día me apetece pintarme las uñas por ejemplo la pienso varias veces. Qué pasa si Rafi  despierta de su siesta y me acabo de pintar las uñas? Quedarían estropeadas. Ni que decir de las mascarillas, tratamiento faciales, depilaciones, tratamientos para el cabello, etc, etc. Ahora con cueva encuentro el tiempo para pasarme la plancha por el cabello una vez a la semana 🙁
  2. Tener tiempo para elegir mis outfits o para maquillarme: Desde que nació Rafi, mi tiempo para elegir mi ropa y mi maquillaje pasó a un 2do plano. Si antes de salir a alguna reunión me probaba todo el closet para ver que me quedaba y que no, ahora me pongo lo que encuentro limpio y a la mano. También aprendí con la práctica a maquillarme en menos de 5 minutos.
  3. Vestir con blanco: Basta con que uses colores claros, para que tus prendas queden manchadas de comida, mocos, leche y hasta vomito.
  4. Tener una vida social que no dependa de un horario: Salir con los compañeros de la oficina para un after office, es cosa del pasado. Desde que tienes un bebé, tu vida gira alrededor de él/ella; Disponer de tu tiempo como lo hacías antes de ser mamá es ahora inexistente. Si me apetece un poco de espontaneidad en mi vida, tengo que organizarme antes con mi marido para podar darme mi escapada.
  5. Ir al baño/darme una ducha con la puerta cerrada: Desde que Rafi se desplaza independiente por la casa, cerrar la puerta en el baño, darme un ducha larga y relajante, es hoy algo casi imposible. Y es que también admito que me cuesta cerrar la puerta cuando escucho sus llantos y reclamos para que no la deje sola.
  6. Salir de compras: No sólo encontrar el tiempo para ir al centro comercial de shopping, sino que esas compras no sean sólo destinadas a Rafi.
  7. Que me digan señora: Creo que lo más difícil de asimilar es que te llamen señora en el supermercado, en el taxi o por la calle. Quiero pensar que es por que ando con la guagua y no que ya aparento verme de más edad.
  8. Ir al cine: A mi marido y a mí nos encantan las películas y a mi en especial de ir al cine. A menos que dejemos a Rafi con su abuela, hoy en día sólo disfrutamos de Netflix en la comodidad de nuestro sofá. Pero extraño mucho el cine…mi balde de canchita y mi Coca Cola bien helada al lado.
  9. Dormir un sábado hasta tarde o simplemente dormir a cualquier hora: Tener un bebé es como tener una alarma en casa, así mueras de ganas de dormir un poquito más los fines de semana, el bebé se despertará a la misma hora y estará listo/a para su biberón y para que juegues con él/ella.
  10. Enfocarme en mi relación de pareja: Una vez que tienes un bebé, encontrar el tiempo para dedicarnos únicamente a nosotros es ultra mega difícil. Mucha paciencia esposos!!

 

Y tú qué es lo que más echas de menos?  Te escucho hermana!

 

You Might Also Like

2 Comments

  1. Mariana

    6 Octubre, 2017 at 10:27 pm

    Es uno de esos días en la noche en q pienso en lo q hacía antes de ser mama un viernes y hoy que estoy con mi beba de 4 meses que ya está durmiendo , me encanto leerte!

    1. mariela ku

      11 Octubre, 2017 at 11:37 am

      Hola Mariana, lo que hacia un viernes o sábado por la noche igual ni se compara al ver la cara de felicidad de mi hija cuando me ve llegar al jardín para recogerla 🙂
      Gracias por pasar por el blog y leerme.

Deja un comentario